Relájate

Tomate un respiro y alivia la presión del estrés, pon en práctica las técnicas que te mostramos a continuación:

Sentir la respiración

Siéntate cómodamente con las piernas cruzadas y la espalda erguida. Observa el ritmo de tu respiración, sin forzarla. Si te distraes, no importa, vuelve a centrarte en cómo respiras.
Con ello conseguiremos sosegar el sistema nervioso y despejar la mente.

Postura de relajación

Túmbate en el suelo boca arriba con los brazos y piernas abiertas (como una estrella), déjate llevar y no hagas nada, siente como si te fueras hundiendo en el suelo, con las respiraciones cómo la tensión abandona tus músculos. La mente se sosegará pero se mantendrá a la vez despierta, no consiste en dormirse sino en ir deshaciéndose de pensamientos. Permanece así al menos diez minutos.

Realizar ejercicio físico

El ejercicio libera la tensión acumulada en la musculatura, y obliga a reservarse un tiempo para uno mismo en el que se tiene la mente ocupada en algo distinto a las preocupaciones.

Sentir la naturaleza

Para sentir la conexión con la naturaleza abre los sentidos. Túmbate sobre la hierba, observa la naturaleza, escucha la lluvia… y deja que vaya penetrando en ti. En la playa y la montaña resultan especialmente relajantes porque abundan en iones negativos; se ha comprobado que ayudan a sentirse despejado.

Relajación con velas, música y esencias

Descansa la vista a la luz de unas velas, inhala algún aceite esencial con propiedades relajantes, estos actúan sobre el sistema nervioso reduciendo la ansiedad (lavanda, mandarina, manzanilla, mejorana, naranja, sándalo entre otros) y escucha música relajante sin hacer nada, tumbado en la cama con los ojos cerrados.

Reconocer y expresar las emociones

Reconocer y gestionar satisfactoriamente las emociones es la base desde la que se puede afrontar el estrés diario.

Masaje para deshacer la tensión

La tensión se genera en el cuerpo como una protección, y que a menudo genera contracturas musculares, recibir el masaje ayuda a aliviar y prevenir el estrés. Conoce nuestra la variedad de masajes que ofrecemos.

Sesión de risa

El humor buscar el lado positivo y creativo de cualquier situación. La risa relaja, alivia la tensión, permite vaciar la mente de pensamientos y emociones, distanciarse de los problemas y verlos desde puntos de vista inesperados. De algún modo, el humor consigue llevar a un segundo plano todo lo que impide disfrutar de la alegría de vivir.

Centro de Estética Susana Basurto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies