Mascarilla Seconde Peau Un tratamiento verdaderamente excepcional

Un tratamiento verdaderamente excepcional
El Laboratorio de Biologique Recherche, siempre atento y pendiente de los nuevos problemas que van surgiendo en la piel y de cómo solucionarlos, después de muchos años de investigación, pone a nuestra disposición LA PRIMERA MASCARILLA

ELECTROHILADA DE ÁCIDO HIALURONICO MEDICAL.

Aunque la idea original de la creación de esta mascarilla, fue del fundador de la marca, no había, en aquellos años, tecnología para poder desarrollarla. En los últimos 10 años los Laboratorios de Biologique Recherche han concentrado su esfuerzo en conseguir este producto.

Un producto destinado a obtener una regeneración profunda en las pieles dañadas que, además, constituye en si mismo un verdadero tratamiento antiedad.

Está compuesta por 5 parches y para la consecución de estos parches fue necesaria la creación, en primer lugar, de la máquina de electrohilado. Esta máquina es fruto del trabajo de diversos ingenieros vinculados al mundo universitario que, de la mano de los científicos de nuestro Laboratorio, finalmente la consiguieron.

Funciona de una forma parecida a una impresora en 3D. La fabricación de los parches comienza inyectando ácido hialurónico puro de 77 kDa con muy bajo peso molecular en la máquina. Por un procedimiento increíblemente innovador se van tejiendo nanofibras de ácido hialuronico que forman los parches. Así pues, lo que tenemos en nuestras manos, son pequeños trozos de tejido que es puro ácido hialurónico, cuarenta veces más concentrado que el que se utiliza habitualmente en el mundo de la estética.

Su pequeño peso molecular (77kDa) asegura una gran penetración y una potente acción regenerante ejerciendo, también, una estimulación de la síntesis de colágeno.

La concentración de ácido hialurónico en los parches es del 80%.

Todo ello, unido a los efectos que este tratamiento tiene sobre la matriz extracelular que hacen de él un verdadero acelerador del proceso de cicatrización. Estos parches van acompañados de un Sérum específico que, en sinergia con ellos, induce la biodisponibilidad del ácido hialurónico y aporta beneficios tensores y alisantes.

Cuando hacer un tratamiento con Ácido Hialurónico

1. Para corregir el envejecimiento cutáneo
El envejecimiento cutáneo está marcado por una pérdida de elasticidad de los tejidos, una deshidratación, un cambio en la textura de la piel y la aparición de anomalías superficiales. El ácido hialurónico es un muy buen agente hidratante, tiene una extraordinaria capacidad para retener el agua y esto explica que el estado de hidratación de la piel está estrechamente ligado al contenido de la dermis en ácido hialurónico. El ácido hialurónico contribuye además a ralentizar el proceso de envejecimiento cutáneo lubricando las fibras de colágeno, lo que ralentiza la conversión del colágeno soluble en colágeno insoluble. Esta doble propiedad da a la piel un aspecto joven y firme. Con la edad, el contenido de ácido hialurónico de la dermis disminuye provocando una pérdida de elasticidad y la aparición de arrugas. Estas consecuencias pueden ser ralentizadas con un tratamiento específico de ácido hialurónico.

2. Después de una operación de cirugía estética.
Para potenciar la cicatrización y calmar la zona afectada. Después de una intervención quirúrgica suelen aparecer edemas, equimosis, cicatrices rojas/violáceas durante algún tiempo. Un tratamiento a base de ácido hialuronico acelera el proceso de cicatrización y atenúa las rojeces e irritaciones que pueden aparecer los días y semanas siguientes.

3. Después de actos medicales (peelings, dermoabrasiones, extracción de lunares, inyectiones, etc.)
Estos actos medicales afectan solo a los tejidos superficiales. Por lo general no necesitan el uso de anestésicos. Al contrario de las intervenciones de cirugía estética, los actos medico estéticos tienen un resultado temporal y reversible. Todos estos actos medicales pueden ir seguidos de un tratamiento Seconde Peau para mitigar los efectos del daño causado y evitar la fragilización de la piel.

4. Otras patologías
En otras situaciones o alteraciones cutáneas patológicas o accidentales pueden necesitar un tratamiento específico de ácido hialurónico:

Cicatrices de acné: las cicatrices producidas durante el acné son más o menos visibles.

Estas inestéticas marcas pueden ser fuente de complejos. Las cicatrices pigmentarias son las más extendidas, no tienen relieve y aparecen en forma de manchas pigmentadas. Puede haber también cicatrices más profundas que son más difíciles de eliminar.

Se forma una protuberancia o un agujero en el área donde hubo una lesión.

Quemaduras: las quemaduras pueden ser de primer grado (epidermis), de segundo grado (epidermis y dermis superficial) o de tercer grado (epidermis y dermis profunda). Las quemaduras sobre el rostro pueden dejar cicatrices visibles si no se tratan.

Cicatrización patológica:

Diabetes: la diabetes puede influir en la hidratación de la piel y provocar sequedad cutánea severa. Las heridas de los diabéticos cicatrizan muy mal y pueden evolucionar a úlceras tórpidas.

Un tratamiento específico de ácido hialurónico puede acelerar la cicatrización y atenuar las irritaciones y las rojeces que pueden aparecer con la formación de estas cicatrices.

Los Beneficios

  • Repara y regenera el tejido.
  • Frena el desarrollo de las arrugas profundas.
  • Acelera la renovación celular y optimiza la cicatrización.
  • Repulpa visiblemente los trazos del rostro.
  • Aporta un efecto tensor inmediato.
  • Aumenta la cohesión, la firmeza y la densidad de la piel.
  • Tensa y rediseña el óvalo del rostro.
  • Unifica el grano de la piel.

Una verdadera revolución en el ámbito estético

Centro de Estética Susana Basurto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies