Las estrías

Las estrías suelen aparecer cuando una persona crece o aumenta de peso muy deprisa (como ocurre durante la pubertad), le pueden aparecer unas líneas finas en la piel denominadas estrías.

Las estrías aparecen cuando la piel se estira o da mucho de sí debido al rápido crecimiento. A pesar de que la piel suele ser bastante elástica, cuando se estira excesivamente, la producción normal de colágeno se altera, y se pueden formar unas finas cicatrices denominadas estrías.

Las estrías aparecen en forma de líneas paralelas de piel rojiza, brillante y delgada que después de algún tiempo se tornan blancuzcas y con apariencia de cicatriz. Dichas líeas pueden ser ligeramente profundas y presentar una textura diferente de la piel normal.

Las estrías también pueden presentarse como resultado de una formación anómala de colágeno o como resultado de medicamentos o substancias químicas que interfieren con la formación del mismo. De la misma manera, pueden estar asociadas con el uso prolongado de compuestos de cortisona, diabetes, enfermedad de Cushing y el período de posparto.

Si te has dado cuenta de que te han salido estrías en alguna parte del cuerpo, piensa que no estás solo/a, mucha gente tienen estrías, que tienden a aparecer en los senos, muslos, caderas y nalgas. Y, aunque son más frecuentes en las mujeres, los hombres también las pueden tener.

Nosotros recomendamos prevenir en época de desarrollo (pubertad), embarazo, cambios de peso… con una crema anti-estrías para prevenirlas, evitar el rápido aumento de peso, y si ya las tienes, y son rojizas, puedes reducirlas con los tratamientos anti-estrías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies