Conoce las contraindicaciones del Láser de Diodo

Para realizarnos la depilación láser de diodo, primero tenemos que conocer las contraindicaciones a tener en cuenta, hay varias las absolutas y las relativas.
Contraindicaciones absolutas:

  • Infecciones activas en el sitio del tratamiento.
  • Infección activa o antecedentes de herpes simple en la zona de tratamiento.
  • Cuando hayas tomado isotretinoína (Accutane) oral en los 6 meses previos al tratamiento.
  • Historial de formación de queloides.
  • Antecedentes de livedo retivularis (enfermedad vascular autoimune).
  • Sufras de hipersensibilidad en el sitio de tratamiento a cualquier agente, solución o gel empleado en el tratamiento, si no existe una alternativa.
  • Si en los últimos 6 meses te has sometido a tratamiento oral con Roacutan, Tigason, Neotigason.
  • Si en los últimos 6 meses has sometido la zona a depilar con láser con CO2, Erbio Yag o dermoabrasión.
  • Utilizar anticoagulantes, antes del período de eliminación, según el prospecto del paquete y a criterio del médico.
  • Presentar venas varicosas con reflujo que alimentan la telangectasia.
  • Antecedentes de melanoma.
  • Nevos displásticos en la zona de tratamiento.
  • Historial de alteración hemorrágica.
  • Historial de trastornos de colágeno, vasculares o de inmunosupresión.
  • Tatuajes en los sitios de tratamiento.
  • Afecciones cutáneas concurrentes que afecten a las zonas de tratamiento, o cualquier afección cutánea inflamatoria.
  • Calenturas activas, laceraciones o abrasiones abiertas en la zona de tratamiento.
  • Historial de inmunodeficiencia (incluida la infección por VIH o el SIDA).

Contraindicaciones relativas:

  • Historial de eritema ab igme, que es una erupción pigmentada eritematosa reticulada persistente de la piel producida por una exposición prolongada y repetida a calor moderadamente intenso o a la radiación por infrarrojos.
  • Uso de depilatorios u otros tratamientos de depilación como cera, de pinzas de depilar en la zona de tratamiento en las 6 semanas anteriores.
  • Infecciones crónicas o cutáneas de tipo vírico, bacterianas o fúngicas en la zona de tratamiento.
  • Trastorno de fotosesibilidad que puede exacerbarse por la luz infrarroja.
  • Antecedentes de cáncer de piel o lesiones precancerosas en los sitios de tratamiento.
  • Uso de medicamentos, suplementos herbolarios, perfumes o cosméticos que puedan afectar a la sensibilidad a la luz.

Si tu caso coincide con algunas de las que a continuación describimos, consúltanos para valorar el caso.

Centro de Estética Susana Basurto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies